Desde hace un tiempo, me he fijado que en twitter hay un problema muy simple pero que tiene como fin poner en duda el poder de las matemáticas. Este “problema” me llegó ayer al móvil como un mensaje de multidifusión, y me puse a pensarlo.

 

Este es el problema en cuestión:

Le pido a mi madre 50€, y a mi padre otros 50€. En total 100€

Quiero comprarme unas zapatillas que valen 97 euros. Me las compro, y me devuelven 3€.

Le doy uno a mi madre, otro a mi padre y me quedo con uno:

Le sigo debiendo a mis padres 49 euros a cada uno. En total 98€, poniendo el euro que me quedado yo hacen 99€.

¿Dónde esta el euro que falta?

Pues bien, este problema busca liarnos, ya que no está bien planteado. Analicemos:

Tus padres te dan 100€, pero sólo te gastas 97€, por lo que cada uno de tus progenitores ha pagado

$latex frac {97} {2} = 48.5$

Es decir, debes a tus padres 1.5€ para completar los 50€ que te han dado cada uno. Pero como te devuelven 3€, dices que das 1€ a tu padre, 1€ a tu madre y otro te lo quedas tu.

En definitiva, si debes a cada uno de tus padres 1.5€ pero tu te quedas cada uno de los 0.5€, al final, tienes 1€ de tu padre, otro de tu madre y otro tú.

$latex 97+1+1+1=100$

 

Te agradecería mucho que nos votaras en los Premios Bitácoras.

¿Aún no te ha quedado claro?

Repasemos otra vez el procedimiento pero esta vez en una tabla:

1º: Les pido el dinero a mis padres:

tabla 1

2º: Cuando compro las zapatillas, la situación queda así:

tabla 2

3º: Al devolverles a cada uno de mis padres 1€ y quedarme yo con otro euro, la cosa queda así:

tabla 3

 

 

CONCLUSIÓN: NO QUEDA NINGÚN EURO PERDIDO, SÓLO UN FALLO EN EL PLANTEAMIENTO.

Recuerda que puedes seguirnos en Twitter, en Facebook y en Google +.

Share This