Escondida junto a un colegio, en el casco histórico de Plasencia, esta inocente pintada de trazos escolares atraparía la atención de cualquier matemático 2.0:

Sobre una pared rugosa de cemento blanco, pintado con rotulador aparecen: 8 corazón, salto de línea, 6:3, salto de línea, 4<3, salto de línea, 26:)

 

Aunque se podrían decir varias cosas sobre sus números, las matemáticas no bastan para descifrar el jeroglífico. Así que apelo a vuestra imaginación y sabiduría; ¿os apetece jugar a darle explicación?

Recuerda que puedes seguirnos en Twitter, en Facebook y en Google +.

Nota: Si te interesa el arte urbano, puedes echar un vistazo al blog Ni me va, ni me viene de nuestra vecina Marta.

Share This